Mejores horas para jugar

A pesar de que el póquer online es un sector que está activo las 24 horas del día en cualquier parte del mundo, siempre hay mejores y peores franjas horarias para sentarse a jugar. Esto no solo ocurre en España, sino en prácticamente cualquier país. En nuestro mercado particular, los jugadores españoles solo podemos jugar entre nosotros desde hace un par de años, por lo que seleccionar un horario determinado resulta vital para maximizar nuestros beneficios.

Resulta evidente que cada uno juega cuando tiene tiempo libre, pero nunca está de más saber cuándo es la mejor hora. Si prestas atención a cualquier sala de póquer que se precie, la bolsa de jugadores es menor por la mañana que por la tarde y esta menor que por la noche. De hecho, a primera hora del día lo más probable es que te topes con jugadores mucho más experimentados ya que se toman el póquer más como un trabajo que como un hobby. Por lo tanto, te resultará mucho más complicado obtener beneficios a esta hora del día.

Sin embargo, si optas por adentrarte en la sala a partir de las siete de la tarde, encontrarás una serie de ventajas respecto a la mañana. La primera es que verás muchos más jugadores casuales e inexpertos de los que podrás aprovecharte. Son los típicos fishes a los que les encanta regalar su dinero, que además son tremendamente fáciles de identificar.

La otra gran ventaja es el catálogo de torneos que tendrás a tu disposición. El grueso de estos comienzan a esta hora del día y a eso hay que sumarle que participarán muchos más jugadores que por la mañana. Lo mismo más o menos ocurre con las mesas de dinero real y con los sits and go, donde también encontrarás tanto mayor variedad como más mesas disponibles.

Siempre es importante adaptar tus horas de juego al tiempo libre, pero lo recomendable es jugar cuanto más tarde mejor. Recuerda que tu objetivo tanto a corto plazo como a la larga es aumentar tu bankroll de forma progresiva, y para ello no hay nada mejor que dar con usuarios cuya habilidad es menor a la tuya. Al menos en España, la diferencia entre jugar a primera hora y por la tarde es demasiado amplia como para obviarla, por lo que no lo dudes más y adáptate todo lo que puedas. Créeme que lo notarás.